Actividad – cursos de verano-invierno

CURSOS DE VERANO-INVIERNO

 

Cursos de verano 2022 de la cultura SEITAI

CULTURA SEITAI: KATSUGEN UNDO

Descubriendo e inventando. (Iniciación y profundización).

Contactar con el movimiento espontáneo es un descubrimiento para quien se inicia, pero es también la experiencia que buscamos con la práctica continuada. En este curso profundizaremos mediante dinámicas que nos llevan a la sensibilización.

Fechas y horarios: Sábado 9 de julio   de 16 a 20 h.
  Domingo 10 de julio   de 10 a 14 h. y de 16 a 20 h.

 

Orientan el curso: Claudia Chacra

CULTURA SEITAI: YUKI

Orientado por la observación del Esquema Osei de la CVP.

Todo nuestro organismo está formado por la CVP, con sus partes vitales y sus miembros, de manera rigurosamente ordenada según el Esquema Osei, que es la serie de las 5 zonas que se reproduce reiteradamente. El Yuki estará orientado hacia esta observación.

Fechas y horarios: Sábado 16 de julio   de 16 a 20 h.
  Domingo 17 de julio   de 10 a 14 h. y de 16 a 20 h.

 

Orientan el curso: Marta Cullerés, Anna Pons y Ma Cinta Portillo

CULTURA SEITAI: EL DESEO DE LA PSIQUE HUMANA

El deseo de la psique humana surge directamente del deseo de las 5 psiques celulares de los 5 grandes sistemas orgánicos y se intensifica por el consciente propio de nuestra especie.

Fechas y horarios:
Viernes 22 de julio   de 16 a 20 h.
  Sábado 23 de julio   de 10.30 a 14 h. y de 16 a 20 h.
  Domingo 24 de julio   de 10.30 a 14 h. y de 16 a 20 h
  Lunes 25 de julio   de 10.30 a 14 h. y de 16 a 19 h

 

Orientan el curso: Ángel Calvete, Pepa Lavilla y Jaume Llorach. Colaboran en el curso Maite Fuertes y Luis Alonso.

 

PRECIOS

Inscripción curso de katsugen: 100 € (70 € miembros)

Inscripción curso de yuki: 100 € (70 € miembros)

Inscripción curso El deseo de la psique humana: 200 € (140 € miembros)

Condiciones especiales de pago

Inscribirse a los dos cursos (katsugen y yuki), el precio es de 150 € (100 €, miembros).

Inscribirse a los tres cursos , el precio es de 300 € (210 €, miembros).

Al incribirse con el carné joven o con el certificado del paro: la mitad, en ambos casos

Se ruega traer esterilla, pañuelo y calcetines limpios.

 

Inscripción…

curso OS

CURSO DE ORIENTACIÓN SEITAI (OS)
Formación de monitor/a e instructor/a

 

De octubre a junio. Los miércoles de 20.30 a 22.30 h.

La innovadora cultura SEITAI se basa en las instintivas prácticas de katsugen undo y yuki, que se viven, se comprenden y se comunican sin necesitar ningún conocimiento.

Fue fundada por el maestro Haruchika Noguchi (1912-1976) en 1954, cuando terminó de desvelar los cinco movimientos universales + y -.

Katsumi Mamine (1944-2020) la completó precisando la interrelación específica entre lo físico-energético, lo biológico-bioquímico y lo psíquico-mental en los seres vivos y especialmente en el ser humano: las cinco oseis + y -, la estructura del movimiento vital.

La cultura SEITAI, basada en katsugen y yuki, es comparable con una de las grandes culturas humanas como la MÚSICA. Y la revelación de las 5 oseis + y – y el esquema osei, con la PARTITURA de la música clásica europea.

El curso está orientado por el Grupo de Formadores SEITAI: cultivaremos, profundizaremos y compartiremos el yuki esencial, basado en el no saber, y el yuki orientado por el conocimiento de la estructura del movimiento vital o esquema osei.

Se requiere haber practicado katsugen y yuki un mínimo de dos años, en el dojo central o en cualquiera de los dojos asociados, o ser avalado por dos alumnos de la Fundación. También es necesario ser miembro de la Fundación, que equivale a la matrícula anual de la Academia (150€ anuales).

Precio trimestral: 210 € – Inscripción a la Academia (módulo C)
Si además queréis tener acceso a todas las actividades habituales, el precio es de 270 € – Inscripción a la Academia (módulo D)

CONTENIDOS Y CALENDARIO DEL 2º I 3er TRIMESTRE DEL CURSO 2021-2022

Cabeza y cuello – 12, 19 y 26 de enero y 2 de febrero

Pecho y hombros – 9, 16 y 23 de febrero y 2 de marzo

Zona media – 19, 16, 23 y 30 de marzo

Cintura – 6, 20 y 27 de abril y 4 de mayo

Pelvis – 11, 18 y 25 de mayo y 1 de junio

Repaso de todas las zonas – 8, 15, 22 y 29 de junio

Activitad – sesiones de prácticas

SESIONES DE PRÁCTICAS

 

En todas las sesiones presenciales, se deberá llevar esterilla y pañuelo para cubrirla, calcetines limpios y mascarilla.

Curso de prácticas de   katsugen, yuki y osei   martes:  

 

19.30 – 21.30h. Todas las sesiones serán presenciales

Curso de prácticas de   katsugen, yuki y osei   jueves:  

 

18.00 – 20.00h. Todas las sesiones serán híbridas

Curso de prácticas de   katsugen, yuki y osei   sábados:  

 

11.30 – 13.30h. Todas las sesiones serán híbridas

Práctica intensiva de katsugen undo   4º domingo del mes:  

 

16 – 20h. Todas las sesiones serán híbridas

 

PRECIOS

Una sesión de prácticas semanal (90€/trimestre)
Todas las sesiones de práctias, excepto el curso de Orientación SEITAI (150€/trimestre)

MATRÍCULA ANUAL

Las actividades de la Academia SEITAI están reservadas a los miembros de la Fundación, con excepción de cursos introductorios, los cursos esporádicos y las consultas.

Para poder participar de las actividades de la Academia SEITAI es indispensable ser miembro de la Fundación y es necesario haber asistido al curso introductorio, o ser presentado por dos alumnos que certifiquen que el interesado/a ha recibido una información adecuada sobre la cultura SEITAI.

La cuota de miembros, que equivale a la matrícula anual de la Academia SEITAI, es de 150€ y se renovará el mes de febrero de cada año.

planteamiento

PLANTEAMIENTO

LA VIDA-SALUD EN LA NATURALEZA HUMANA

Hemos crecido y estamos vivos gracias a nuestro organismo.

Nadie como él sabe cómo establecer su equilibrio vital.

En el crecimiento fetal y lactante del organismo humano impulsado por sus actividades celulares no conscientes, surge el consciente o la vida psíquica singularmente cerebral o mental, algo que no ocurre en los animales: por ejemplo, un bebé muestra el deseo y la facultad de aprender las palabras y pronto nos preguntará el porqué de las cosas.

Pues ese no consciente celular que forma cada personal organismo humano y ese consciente que surge en él, constituyen nuestro fondo natural, el yo espontáneo o la psique-mente espontánea.

El genial maestro japonés Haruchika Noguchi inició la cultura SEITAI en el siglo pasado, concibiendo la gran necesidad del hombre moderno en atender y cultivar el vigor de la vida de cada personal organismo y en observar y respetar cada yo espontáneo estrictamente natural.

Y, para esta necesidad, expuso:

  • las sencillas prácticas de katsugen undo y de yuki
  • la referencia también sencilla sobre los 5 movimientos espontáneos o las 5 oseis (vitales reactividades + y –) y su estructura, esquema osei.

K. Mamine

KATSUMI MAMINE MIWA

 

Katsumi Mamine Miwa (Tokio 1944-Barcelona 2020) tuvo el privilegio de aprender directamente de Haruchika Noguchi. Desarrolló la actividad SEITAI en Barcelona, desde 1972. Conoció la cultura SEITAI en los años de su fundación, colaborando intensamente con un grupo de jóvenes apasionados por el planteamiento del maestro Noguchi, entre los que se encontraban sus hijos.

Desde la vivencia de las prácticas del SEITAI y la reflexión sobre los conocimientos que de ellas se derivan, siempre se extrañó de que algo tan sencillo y fundamental para nuestra vida no se enseñase en las escuelas de todo el mundo. Al mismo tiempo, en la atención que dedicaba a miles de personas, comprobaba la tremenda validez de la cultura SEITAI.

Desde esta experiencia personal y profesional, se preguntaba por qué Haruchika Noguchi y el SEITAI no habían llegado a ser conocidos ampliamente por la cultura actual:

La dificultad inicial radica en que la actividad SEITAI se orienta al saber empírico, que se origina en la práctica y en la vivencia. Como es personal y subjetivo, resulta difícil transmitirlo con precisión. Sin embargo, Noguchi siempre se esforzó por comunicar el enfoque SEITAI y su innovador descubrimiento no sólo a sus alumnos sino a toda la sociedad.

No pudo resolver esta dificultad porque el lenguaje japonés tiene la ventaja de ser muy elástico, pero, el inconveniente de ser poco riguroso.

Durante quince años, Katsumi Mamine utilizó las expresiones de su maestro hasta darse cuenta de que su traducción directa no podía transmitir la auténtica envergadura de sus ideas y planteamientos. Al mismo tiempo comprendió que la cultura, oriental y occidental, carecía de los términos apropiados para poder expresar el descubrimiento de Noguchi.

Para crear unos nuevos conceptos que permitieran comunicar con nitidez el alcance del planteamiento de Noguchi, tuvo que contrastar sus descubrimientos (en especial, la osei y el esquema osei) con los valiosos conocimientos sobre la naturaleza humana que tanto la ciencia actual como la tradicional medicina china han acumulado a lo largo cientos de años.

En esta web, se presenta, por primera vez, la exposición del SEITAI que Katsumi Mamine ha elaborado a lo largo de más de veinticinco años.

Se trata de una renovada exposición de la cultura seitai:

  • estrictamente fiel, hasta el más pequeño detalle, al planteamiento original del maestro Haruchika Noguchi;
  • con la coherencia necesaria para que su descubrimiento pueda convertirse en un nuevo legado cultural para la humanidad;
  • con la sencillez suficiente para que cualquier persona pueda percibir y cultivar por sí misma su propio movimiento espontáneo y respetar su original e irrepetible manifestación.

En cualquier tema que aborda, la cultura seitai cuenta siempre con las muy sencillas prácticas de katsugen undo y yuki y con la observación de la osei.

Haruchika Noguchi

H. NOGUCHI

HARUCHIKA NOGUCHI Y EL SEITAI KYOKAI

 

 

Ya desde muy joven, Haruchika Noguchi fue un terapeuta tradicional muy respetado. Nació en 1912, en Japón, el único país de Oriente que, por su propia iniciativa, había emprendido una profunda europeización de su cultura y sociedad, desde finales del siglo XIX.

En este especial contexto, supo combinar los modernos conocimientos occidentales con las milenarias sabidurías orientales, gracias a su excepcional capacidad intuitiva de observación.

Al mismo tiempo que ideó las prácticas de katsugen undo y yuki, observaba cómo se manifiesta el movimiento espontáneo en la naturaleza humana, hasta llegar a descubrir, tras dos décadas de trabajo y estudio, la estructura que adopta en nuestro organismo.

Entonces, 1943-44, creó la palabra SEITAI (regular o coordinar el cuerpo u organismo) y nombró con ésta tanto a sus métodos como a la Asociación («Mantenimiento de la salud por los métodos naturales») que dirigía desde hacía décadas. Así constató la singular postura del SEITAI dentro del mundo de la terapéutica tradicional japonesa.

 

Aunque la mayoría de su exposición fue oral y ceñida a asuntos de la vida cotidiana, expuso su descubrimiento en unos pequeños libros, a lo largo de la década de los años 50:

Heiko yokyu no ni hoko   Las dos direcciones del deseo equilibrador
Gohoko no shigueki han osei   Las cinco dimensiones de la capacidad vital de reacción a los estímulos
Ninguen no tankyu   Nueva investigación del ser humano
Y posteriormente:    
Taiundo no kozo   La estructura del movimiento espontáneo

 

 

 

 

Mientras tanto, iba tomando conciencia de que sus planteamientos y descubrimientos no debían quedarse solamente en el campo de la terapéutica, hasta realizar algo inaudito: trasladar la «Asociación Terapia SEITAI» al campo de la cultura y lograr que fuese reconocida por el Ministerio de Educación y Ciencia del Japón, fundando, en 1956-57, la Sociedad Jurídica SEITAI (Shadan Hojin SEITAI Kyokai).

Resume la vida del maestro este pensamiento que definió con el concepto de “zensei”:

Sólo existe el sueño profundo para los que viven intensamente.
Sólo existe la muerte sosegada para los que así han vivido.

Así vivió (por ejemplo, durante cincuenta años, ni siquiera tomó un solo día de fiesta) y así murió en 1976, entregado de manera total a sus enseñanzas.

El legado del maestro es custodiado por sus hijos y sus discípulos en el actual SEITAI Kyokai: www.seitai.org

qué es el SEITAI

QUÉ ES EL SEITAI

 

Cultivar el movimiento espontáneo (el mismo que nos ha hecho nacer, crecer y nos mantiene vivos) y observar-comprender-respetar su manifestación es el cometido de la actividad cultural SEITAI:

En sus sencillas prácticas, katsugen undo, yuki y gyoki, prestamos una atención directa a nuestro movimiento espontáneo. Y, sin necesidad de conocimientos previos o dominio de técnicas específicas, nos permiten recuperar la coordinación natural de las diversas actividades celulares de nuestro organismo y la asociación natural entre consciente y no consciente.

Cuando perdemos seriamente esta coordinación-asociación, aparece la enfermedad física y el trastorno psíquico. Entonces, nos hacen sentir cómo el estancamiento interno de nuestra vitalidad ha producido un acúmulo de tensión parcial excesiva y nos ayudan a resolverla, reestableciendo así nuestra vida-salud.

De la experiencia SEITAI, surgieron unas preguntas y respuestas esenciales para la comprensión de la naturaleza humana:

¿Cuál es la facultad natural que mantiene la interrelación entre las diversas actividades energéticas del ser vivo: física, biológica y psíquica?
El movimiento espontáneo. Al considerar esta capacidad, lo llamamos osei. Comprende las oseis + y – vertical, frontal, lateral, rotatoria y central, las cinco formas fundamentales de manifestación de la vida.

¿Mediante qué estructura se establece esta interrelación en el ser vivo?
El esquema osei. Nos muestra cómo las cinco oseis organizan su absoluta interdependencia en la CVP (cráneo, vértebras, pelvis), la estructura rectora de la vida del organismo.

¿Qué cualidad especial manifiesta la osei en el ser humano?
El consciente espontáneo, que surge de la CVP humana en una asociación natural con el no consciente (gran parte de las actividades autónomas celulares). Su base orgánica radica en la conversión energética y el equilibrio f-e craneal, que dotan de una intensidad y cualidad especiales a nuestra actividad psíquica.

¿Qué expresión particular adquiere en cada individuo?
El taiheki. La osei se manifiesta de una forma original e irrepetible en cada persona, con el predominio hereditario de algunas oseis.

¿Cómo podemos cultivar el vigor de la unidad de sus actividades física, biológica y psíquica, y la asociación natural entre consciente y no consciente, de acuerdo con la naturaleza propia de cada individuo?
Mediante el katsugen undo, el yuki y el gyoki que nos facilitan la resolución de nuestra particular tensión parcial excesiva, el estancamiento interno de nuestra vitalidad, que se ha acumulado en nuestro interior.

Al observar nuestra vida cotidiana con estas nuevas referencias, aparece una nueva percepción de nosotros mismos, de la comunicación humana y de nuestra vida-salud.

Como esta perspectiva carece de precedentes en la cultura, deshace muchas concepciones que dirigen nuestra vida. Por ejemplo, creemos dirigir nuestra psique, mente o consciencia con distintas ideas: «el alma se perpetúa, mientras que el cuerpo se pudre»; «la poderosa mente está más allá del cosmos»; «conviene liberarla de todo tipo de condicionamientos»… Esta creencia nos impide percibir que es ella la que nos maneja con su activación espontánea según el estado concreto de nuestro organismo.

Cuando el estancamiento interno de la vitalidad origina en ella el mayor problema del hombre, la obsesión, quedamos atrapados por determinada imaginación sobreexcitada (odio, envidia, complejo, fobia, angustia, ansiedad, depresión…), que también se manifiesta en muchas afecciones orgánicas.
Entonces, de poco sirven aquellas ideas para resolver el problema porque no pueden disminuir la tensión parcial excesiva que lo ha generado.

Pese a su extrema sencillez, las prácticas de SEITAI sí pueden hacerlo porque atienden directamente el movimiento espontáneo. Estas nuevas prácticas y esta nueva perspectiva fueron expuestas por Haruchika Noguchi, fundador de la cultura SEITAI.

El predominio de la osei central

Predominio congénito de la osei central: taiheki cerrar-abrir, tipos nueve y diez

 

Cuando predomina por taiheki la activación de la osei central + (IX), se genera este tipo de constitución física:

Todo es compacto, denso y pequeño. Prevalece la formación de la pelvis con las nalgas muy grandes y sobresalientes hacia atrás.
La cabeza no es muy grande y se abulta detrás de las orejas. El cuello, grueso y fuerte, muestra de manera muy acusada la curvatura hacia delante de su lordosis, se hunde dentro del tronco y arrastra la cabeza hacia abajo desde su zona posteroinferior (como una tortuga que mete la cabeza en su caparazón).
En la CVP general, que presenta la forma de un triángulo (cadera grande, hombros y cabeza compactos), está aumentada la curvatura de la cifolordosis de la columna. En la cintura, la vértebra lumbar 4 tiende a situarse más adelante (en la posición generalmente ocupada por la lumbar 3).
Los miembros son compactos. El fémur es largo. El tobillo es especialmente resistente. Las manos y los pies son pequeños.

Esta constitución se activa desde la parte ventral (es la única excepción de los casos +) debido a que la tensión A se canaliza en ella, accionando, entre otros tejidos, la serie central de músculos, promovida desde el psoas menor, el transverso del abdomen y la fascia (tejido conjuntivo muscular) en general, en relación con los paravertebrales, creando unas veloces vibraciones internas.

A la osei central – (X) que predomina por taiheki le corresponde una constitución de esta índole:

Todo es ancho, denso (aunque no tanto como el caso anterior) y grande. Destaca la formación de la pelvis, muy grande y ancha.
La cabeza también es grande (aunque no se aprecie tanto, por la dimensión pélvica). El cuello es muy grueso, sin mucha fuerza muscular. Los hombros son anchos, también sin fuerza muscular.
La CVP general se forma también de manera muy ancha (esto constituye la principal causa de la obesidad cuando se produce).
Los miembros en general, las manos y los pies son también grandes, pero carecen de fuerza tendinosa. El tobillo se muestra particularmente frágil y suele sufrir frecuentes torceduras.
Salvo éste último detalle, esta formación general presenta una naturaleza fuerte y no sufre frecuentes indisposiciones o trastornos.

Esta constitución se activa desde la parte dorsal (al contrario de los demás casos de taiheki –), debido a que la tensión A se distribuye en ella, accionando, entre otros tejidos, la misma serie central de músculos promovida desde el dorsal ancho y la fascia.

taihekicentralpredominio de la osei central + predominio de la osei central –

Este tipo de naturaleza humana pierde su vigor al no poder vivir el sexo o al perder la confianza en sí misma como inhibición de la psique afectiva.
Y se traduce en una tensión parcial excesiva, que produce:

  • endurecimiento y laxitud de los tejidos organizados en torno a las vértebras C6, D11 y L4 y consiguiente dolor de la columna;
  • nudo en el centro de la boca del estómago, que limita la respiración pectoventral;
  • fenómeno tumoral general y cáncer (debido a la sobreexcitación de las células conjuntivas, aunque éste no sea el único factor);
  • asma (que directamente desemboca en el ahogo);
  • impotencia relacionada con el complejo.

Y, a nivel psíquico, exterioriza distintas obsesiones:

  • complejo, fobia u obsesión atrapada por la sobreexcitación interna de una actividad cerebral que piensa en la unión absoluta o eterna con las personas íntimas;
  • obsesión en el egocentrismo u odio (IX predominante) e incapacidad de concentrarse en algo o dispersión (X predominante).

< Anterior

El predominio de la osei rotatoria

Predominio congénito de la osei rotatoria: taiheki de torsión, tipos siete y ocho

 

Cuando predomina por taiheki la activación de la osei rotatoria + (VII), se genera este tipo de constitución corporal:

Prevalece la formación de la cintura plana (en su apreciación lateral) que, en realidad, está torcida y que hace que también lo esté la CVP general. La cabeza presenta un volumen importante en su parte temporal. El rostro tiene un pómulo muy abultado, la nariz y la boca torcidas, ambos ojos diferentes y una oreja situada más arriba y más adelante que la otra. El cuello aparenta ser corto por la torsión y porque ésta arrastra la cabeza hacia abajo y la acerca al tronco.
Camina contorsionando las nalgas pues adelanta el hombro izquierdo con la cadera derecha y el hombro derecho con la cadera izquierda. Globalmente, la cadera es grande y fuerte. En la formación de los miembros, se acusa el abultamiento de las articulaciones.

Esta constitución se activa desde la parte dorsal y costal impulsando su torsión hacia delante debido a que la tensión A se distribuye en ella, accionando, entre otros tejidos, la serie rotatoria de músculos, promovida desde el oblicuo inferior del abdomen y los esplenios.

La osei rotatoria – (VIII) predominante por taiheki origina una constitución parecida al caso anterior, aunque no tan compacta sino más laxa e inclinada levemente hacia atrás.

Se activa desde la parte ventral e interna y se tuerce hacia atrás, debido a que la tensión A se canaliza en ella, accionando la misma serie rotatoria de musculos, promovida desde el oblicuo superior del abdomen, los oblicuos del largo del cuello y los oblicuos anteriores del cuello y de la cabeza.

taihekirotatoria

predominio de la osei rotatoria + predominio de la osei rotatoria –

Cuando la tensión acumulada por no poder vivir o expresar el deseo de la psique competitiva deviene en tensión parcial excesiva, aparecen:

  • endurecimiento de los tejidos organizados en torno a las vértebras C3, C5, D5, D10, L3 y D7; y dolor o molestias de los mismos y de las articulaciones, en especial del codo y de la rodilla;
  • nudo en un lado de la boca del estómago, relacionado con la TPE del lado opuesto de la cadera, que bloquea la respiración pectoventral;
  • dolor de cabeza o jaqueca;
  • insuficiencia eliminatoria y acumulación de ácido úrico, relacionados con la torsión de la CVP, que fuerza todas las articulaciones y con el fenómeno de artrosis y de gota;
  • alteración auditiva (zumbido del oído interno, desajuste auditivo al oír un sonido real medio tono más alto o más bajo y sordera);
  • otitis, sinusitis, amigdalitis, cistitis (en las mujeres), problemas de próstata (en los varones); y alteración de la presión arterial máxima (VII predominante) o de la mínima (VIII predominante).

A nivel psíquico, se expresan obsesiones de tipo variado:

  • enfado o estado colérico sin causa externa;
  • angustia posesiva u obsesión atrapada por la sobreexcitación interna de una actividad cerebral que piensa en la propiedad de las cosas y de las personas;
  • excesivo miedo a no ganar o a perder en lo que sea;
  • llevar la contraria en todo (VIII predominante).

< Anterior Siguiente >

El predominio de la osei frontal

Predominio congénito de la osei frontal: taiheki delante-detrás, tipos cinco y seis

 

Cuando predomina por taiheki la activación de la osei frontal + (V), se genera este tipo de constitución física:

Prevalece la formación de los hombros y de la cavidad pectoral.
La cabeza muestra su desarrollo particular en la parte frontal. La cara tiene una forma cuadrada debido al aspecto de la cabeza y a un gran desarrollo de la mandíbula. El robusto cuello se sitúa encima del tronco, proyectándose recto hacia delante, en el plano f-e .
El volumen del tórax se extiende en sentido bilateral. La cadera es pequeña y estrecha. Las nalgas presentan una leve prominencia hacia atrás y una destacada movilidad (sobre todo en sentido f-e) y resistencia. La CVP general ostenta la forma de un triángulo invertido (visión anterior), debido a esta cadera estrecha y a los hombros muy desarrollados y anchos como una percha.
Los miembros superiores e inferiores se muestran alargados y muy desarrollados muscularmente. Las manos, los pies, sus dedos y todas sus articulaciones (codos, muñecas, rodillas, tobillos, etc.) son muy resistentes por la característica muscular de la CVP y de los miembros en general. Toda la constitución se muestra nervuda, muscular y de tipo atlético.

Esta constitución se activa desde la parte dorsal debido a que la tensión A se distribuye en ella, activando, entre otros tejidos, la serie frontal de músculos, promovida desde el complexo mayor, el angular, el dorsal largo y el pectoral mayor.

La osei frontal – (VI) predominante por taiheki origina una constitución parecida al caso anterior con las siguientes diferencias:

Los hombros, muy desarrollados y abiertos en el caso del predominio de la V, se hallan cerrados hacia delante y hacia el interior, en este caso. La extensión del volumen del tórax en el plano bilateral es menor. La forma de un triángulo invertido de la CVP también se muestra en menor grado.

Esta constitución se activa desde la parte ventral debido a que la tensión A se distribuye en ella, activando, entre otros tejidos, la misma serie frontal de músculos, promovida desde la parte anterior de la porción longitudinal del largo del cuello, el escaleno medio, el pectoral menor y el angular en relación con el psoas mayor.

taihekifrontal
predominio de la osei frontal + predominio de la osei frontal –

Cuando la tensión acumulada por no poder vivir o expresar el deseo de la psique pragmática deviene en tensión parcial excesiva, aparecen:

  • fatiga o pesadez muscular general;
  • endurecimiento de los tejidos organizados en torno a las vértebras D3-D4 y L5, que crea dolor de espalda;
  • nudo en el centro de la boca del estómago que limita la respiración pectoventral;
  • ganas de descansar y de dormir, debidas a la TPE de los hombros;
  • asma leve y crónico (sólo en el predominio de la VI).

A nivel psíquico, se expresa una obsesión de esta índole:

  • ansiedad u obsesión atrapada por una sobreexcitación interna de una actividad cerebral precipitada en todo;
  • excesivo miedo o inquietud constante que no se sabe de dónde viene, pero que se relaciona con la respiración atascada a nivel de los hombros, sin que surja del bajo vientre (desasosiego parecido al que todos experimentamos cuando necesitamos ir de vientre).

< Anterior Siguiente >